Raíces: Revista de pensamiento Cristiano
Viernes, 05 de Diciembre de 2014 13:34    PDF 

 

Leer más...El 20 de noviembre el Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino (SPSTA) realizó en la Pontificia Universidad Católica Madre y Maestra (PCMM), la Publicación de la Revista Raíces #01. Esta primera edición posee temas muy variados y de gran actualidad para nuestro tiempo: “Pastor con olor a ovejas”; “La familia de América Latina y los nuevos cambios”; “Educación superior católica en el magisterio de Juan Pablo II y Benedicto XVI”;“Primado y colegialidad”;“La evangelización fundante”; Espiritualidad desde la periferia”;Radiografía de la Iglesia Católica en la República Dominicana”; Educación: hacia una perspectiva ética”.

 

El Rvdo. P. Dr. Martín Lenk, profesor del Seminario (SPSTA), presentó la revista. Expresaba: “Raíces” es una invitación a estar en camino a los orígenes de la vida, sin raíces no hay vida. Tiene una doble función “vivir desde el pasado hacia el futuro”. Quiere un diálogo basado en fundamento y profundización. Que sea una realidad encarnada donde haya una pluralidad transformadora.

 

Su excelencia Reverendísima Mons. Fausto Ramón Mejía Vallejo, obispo de la diócesis de San Francisco de Macorís tenía a su cargo las palabras centrales de la actividad. Subrayaba la importancia de la Revista en este año (2014) que se ha dedicado al diálogo y a la cultura del encuentro según el querer del papa Francisco. Por tanto, afirmaba que la revista es el fruto maduro de la puesta en ejecución del diálogo como bien supremo, de la acción a favor de la justicia, de la fe, del desarrollo y la paz y el encuentro entre los promotores y gestores de la misma. Elogiaba la iniciativa de un grupo de sacerdotes y laicos de diferentes centros de formación, que desean unir voluntades y esfuerzos para regalarnos un instrumento de reflexión y de divulgación de temáticas teológicas, filosóficas y ciencias sociales que nos ayuden a una mejor comprensión de la realidad para mejor servir a nuestro pueblo, expresó.

 

En esta nueva revista “Raíces”  tenemos una forma más de los sacerdotes y laicos, de aportar a nuestra sociedad dominicana en la construcción de un mundo más humano y cristiano, teniendo en cuenta nuestras raíces con vista hacia el futuro.

 
Damos inicio a la "Semana Vocacional 2014"
Sábado, 08 de Noviembre de 2014 21:54    PDF 

 

Leer más...Con una santa Misa celebrada en la noche de hoy, tuvo lugar el lanzamiento oficial de la “Semana Vocacional 2014”. Dicha Misa fue presidida por el Vice-Rector del Seminario Menor Jesús Buen Pastor, de la Arquidiócesis de Santo DOmingo, y Director Arquidiocesano de la Pastoral Vocacional , el Rvdo. P. Elvin De Los Santos, en la Parroquia Mediática San Antonio de Padua en Gascue, Santo Domingo. Al igual que todos los seminaristas mayores y menores, se dieron cita en esta celebración varias comunidades religiosas.

 

Esta Misa, aunque fue celebrada el día de hoy, será transmitida por varios medios de televisión y radio en todo el país, el caribe y Europa será transmitida al día siguiente.

 

 

Hoy hemos dado inicio a la Semana Vocacional 2014, la cual está dedicada a la promoción de las vocaciones a la vida sacerdotal, religiosa y secular. Durante toda esta semana los seminaristas estarán visitando las distintas parroquias de todo el país y reuniéndose con nuestros jóvenes para plantearles el ideal vocacional.

 

"En la Semana Vocacional, la Iglesia nos invita a reflexionar en torno a la vocación, a ese proyecto de vida, que Dios tiene con cada uno y cada una de nosotros. Su plan es salvarnos. Su gran deseo es que seamos felices. Su gran ilusión es tenernos junto a Él. La Semana Vocacional es una oportunidad para cuestionarnos si realmente estamos viviendo conforme a este plan divino. Dios sigue llamando, pero quién está dispuesto o dispuesta a responderle eres tú."


Ve a la galería de fotos: AQUÍ


Para poder responder a este llamado de Dios hay que hacer silencio

 

El llama desde lo más profundo de nuestro ser. Por eso esta Semana Vocacional quiere ser una oportunidad para hacer jornadas de oración y reflexión en cada capilla, en cada comunidad, en cada grupo eclesial. Jornada de oración y reflexión para preguntarnos si como familia estamos viviendo según el plan de Dios. Pero también cada uno preguntarnos sinceramente si mis acciones corresponden a los deseos divinos.

 

Espacios para la oración y la reflexión puede ser también cada familia en particular. Estamos en el mes de la familia y cada padre y madre de familia debe preguntarse si realmente ora a Dios por la vocación de sus hijos. Precisamente el próximo sábado toda la familia de los Seminaristas se encontrarán en el Seminario para orar y reflexionar en torno a la vocación. Así invito a cada familia que me ve o me escucha en este momento (o lee esto), saque en esta semana un espacio para orar por la vocación de sus hijos.

 

 

Todos estamos llamados

 

Cada uno tiene una misión que cumplir, un proyecto que realizar. Del descubrimiento sincero de este proyecto vocacional dependerá en definitiva la felicidad nuestra; por lo tanto, la felicidad no dependerá de las cosas materiales que adquiramos, ni de la profesión que alcancemos en la vida, sino de la capacidad de hacer lo que a Dios le agrada y espera de nosotros.

 

Las lecturas de este domingo, responden precisamente a la pregunta clave de nuestra existencia: ¿qué hará Dios con aquellos que dan su vida por Él? Las tres lecturas nos brindan la respuesta: Dios nos dará la felicidad eterna; Dios nos regalará la vida eterna, que es la vida de la gracia, de la santidad, del amor y de la paz. Porque el Dios que nos llama, no es el Dios de los muertos, sino de los vivientes, el Dios del Amor, el Dios de la felicidad.


En síntesis, sólo la mirada de fe en el Dios de Jesucristo ilumina a cada persona el sentido de la vida y de la muerte; y lo abre a la esperanza de una eternidad gloriosa.

 

Abramos nuestros corazones a esta llamada de Dios y tendremos familias más felices. Tendremos jóvenes mucho más realizados y podremos un mundo más humano, más fraterno y más solidario.

 
Fundación Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino: Invitacion Desayuno Conferencia
Viernes, 07 de Noviembre de 2014 20:59    PDF 

 

Leer más...El Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino, es un signo de experiencia y esperanza eclesial que necesita del apoyo de todos, en la formación y manutención de los Seminaristas de las once Diócesis del país.

 

Esta formación conlleva la realización de dos carreras universitarias.Licenciaturas en Filosofía y en Ciencias Religiosas.  Estas carreras son impartidas por un equipo de profesores de grandes condiciones humanas y espirituales y de alta preparación académica.

 

La Fundación Seminario Pontificio Santo Tomás de Aquino, cada año celebra el tradicional Desayuno Conferencia, con la finalidad de recaudar fondos para ser destinados como contribución para la manutención y formación de los Seminaristas.

 

Invitamos a que nos acompañen en esta actividad que tendrá lugar en el Hotel Barceló Santo Domingo, antiguo Lina, el 25 de noviembre a las 8:30 a.m. con el tema : LA CULTURA DEL ENCUENTRO PARA LA CONSTRUCCION DE LA PAZ, a cargo de Su Excelencia Reverendísima Mons. Fausto Mejía Vallejo, Obispo de la Diócesis de San Francisco de Macorís. Este tema se relaciona con la celebración del Día de la no Violencia, dedicado a las Hermanas Mirabal.  La contribución por persona es de RD$1,000.00.

 

Agradecemos contar con el apoyo de su presencia porque:¨¨ SERVIR Y APOYAR AL SEMINARIO ES UN PRIVILEGIO DIVINO¨¨


Información:

809-338-6330, ext. 224.


Fuente: Conferencia del Episcopado Dominicano

 
Heme aquí, envíame a mí. (Is 6, 8)
Miércoles, 05 de Noviembre de 2014 12:20    PDF 

 

Leer más...Mi nombre es Neftalí Féliz Sena. Nací el 28 de noviembre de 1984, en la ciudad de Barahona. Hasta los 16 años viví en el Batey #3 de la zona cañera del Ingenio Barahona. Hasta esa edad, estuve viviendo con mis padres, quienes eran cristianos evangélicos pentecostales, por lo que yo también lo era. Todo cambió cuando me mudé al municipio de Tamayo, provincia Baoruco, en donde hice amigos católicos que me llevaron al grupo de pastoral juvenil de la parroquia San Antonio de Padua. Allí conocí a un seminarista religioso procedente de Indonesia, que me motivo, con su testimonio de vida, a indagar sobre la vida de los sacerdotes. A decir verdad, yo tenía muy mala referencia de los sacerdotes.

 

Dos años más tarde, pasé a estudiar a un liceo dirigido por monjas. Allí conocí a dos sacerdotes con quienes entablé una bonita relación, la que en definitiva sería parte importante en mi decisión para ingresar al seminario, el 21 de agosto del año 2005. Para mí fue muy incómodo comunicarle a mi mamá (todavía evangélica) mi decisión. Sin embargo no fue tan difícil como había pensado. Mi madre, aunque no esté muy de acuerdo con mi vocación, respeta la decisión que he tomado. Le doy gracias a Dios por haberme llamado a tan linda vocación, de la cual no soy digno ni de desatarle las sandalias. Solo sé que Dios no llama a los capacitados, sino que capacita a los que llama. Es por ello que el próximo 15 de noviembre del año en curso, estos casi diez años de preparación con miras al sacerdocio, rendirán los primeros frutos, pues, estaré recibiendo la Ordenación Diaconal, en una celebración presidida por su Excelencia Reverendísima Mons. Rafael L. Felipe Núñez, Obispo de la Diócesis de Barahona. Dicha celebración será en la Catedral Ntra. Sra. del Rosario.

 


Página 10 de 21