Heme aquí, envíame a mí. (Is 6, 8)
Miércoles, 05 de Noviembre de 2014 12:20    PDF 

 

c_250_175_16777215_0___images_stories_10743760_10154776497945641_1960875112_n.jpgMi nombre es Neftalí Féliz Sena. Nací el 28 de noviembre de 1984, en la ciudad de Barahona. Hasta los 16 años viví en el Batey #3 de la zona cañera del Ingenio Barahona. Hasta esa edad, estuve viviendo con mis padres, quienes eran cristianos evangélicos pentecostales, por lo que yo también lo era. Todo cambió cuando me mudé al municipio de Tamayo, provincia Baoruco, en donde hice amigos católicos que me llevaron al grupo de pastoral juvenil de la parroquia San Antonio de Padua. Allí conocí a un seminarista religioso procedente de Indonesia, que me motivo, con su testimonio de vida, a indagar sobre la vida de los sacerdotes. A decir verdad, yo tenía muy mala referencia de los sacerdotes.

 

Dos años más tarde, pasé a estudiar a un liceo dirigido por monjas. Allí conocí a dos sacerdotes con quienes entablé una bonita relación, la que en definitiva sería parte importante en mi decisión para ingresar al seminario, el 21 de agosto del año 2005. Para mí fue muy incómodo comunicarle a mi mamá (todavía evangélica) mi decisión. Sin embargo no fue tan difícil como había pensado. Mi madre, aunque no esté muy de acuerdo con mi vocación, respeta la decisión que he tomado. Le doy gracias a Dios por haberme llamado a tan linda vocación, de la cual no soy digno ni de desatarle las sandalias. Solo sé que Dios no llama a los capacitados, sino que capacita a los que llama. Es por ello que el próximo 15 de noviembre del año en curso, estos casi diez años de preparación con miras al sacerdocio, rendirán los primeros frutos, pues, estaré recibiendo la Ordenación Diaconal, en una celebración presidida por su Excelencia Reverendísima Mons. Rafael L. Felipe Núñez, Obispo de la Diócesis de Barahona. Dicha celebración será en la Catedral Ntra. Sra. del Rosario.