Historia de nuestro Seminario
Jueves, 09 de Mayo de 2013 23:14    PDF 

165 años al servicio de la Juventud

 

 

 

P1300662.JPG

El Arzobispo electo, Dr. Tomás de Portes e In­fante, ilustre hijo de la ciudad de Santiago de los Ca­balleros y uno de los portaestandartes de la cultura dominicana, escribió al Congreso Nacional el 27 de marzo de 1848 para la creación de un Colegio-Seminario.
El primer rector del Seminario Conciliar Santo Tomás de Aquino fue el Dr. Elías Rodríguez.

El Colegio-Seminario, puesto bajo el patrocinio del Doctor de la Iglesia y príncipe de los teólogos, SANTO TOMÁS DE AQUINO, en un principio funjió como un colegio mixto. En él podían cursar sus estudios tanto aquellos jóvenes que aspirasen al su­blime y santo ministerio del altar, como todos aque­llos que quisiesen de­dicarse al cultivo de las Letras, de la Jurispru­den­cia o de la Medicina.
Doce jóvenes seminaristas de las diferentes pro­vincias de la República die­ron inicio a este pro­yec­to, eran ellos: tres de Santo Domingo; tres de Santiago; dos de la Con­cep­ción de La Vega; dos de Compostela de Azua y dos de Santa Cruz del Seibo.

El Seminario fue en ese momento el único plan­tel educativo que exis­tía entonces en la Re­pú­blica Dominica, hasta la creación del Colegio de San Buenaventura, que en 1852 estable­cie­ra el Go­bierno para estudios superiores de literatura y ciencias.

Para el 1862, expulsado el padre Meriño del país por protestar la ane­xión a España, restauró el Seminario el arzobispo Monzón. Para estos años, y no se ha encontrado la razón de ser, comenzó el Seminario a llamarse“DE LA PURÍSIMA CONCEPCIÓN Y DE SANTO TOMÁS DE AQUINO.

El Padre Meriño, El 1 de enero de 1867, en unión de los prohombres de esta Capital, fundó en la planta baja del Colegio Seminario una Biblioteca pública, que fue la primera del país.

• Traslación del Se­mi­nario Con­ci­liar 1875. Mons. Roque Cocchia, Vi­cario Apostólico, determinó agregar el Seminario al Colegio San Luis Gon­­zaga, que dirigía en la Ca­pital el Pbro. Can. Fran­cisco X. Billini y Her­nández.

• Reinstalación del Seminario 1880. “Mons. Roque Cocchia, cons­cien­te de su deber de Prelado y queriendo establecer sobre sólida base el funciona­miento del Seminario, de­terminó trasladarlo de nuevo a su anti­guo local, remozado completamente.

• Para el 1884 tenía entonces el Seminario ocho cátedras: Teología Moral, Lugares Teológi­cos, Filosofía, Retórica, Latinidad de Mayores y de Menores, Gramática Cas­te­llana, His­toria Universal e Inglés.

• Para abril de 1900 el Padre Fantino estaba al frente del Seminario Con­ci­liar, dirigiendo no solo el Semi­nario, sino también la escuela prepa­ra­toria, anexa al Seminario, donde supo conquistar tantos lauros y formar tantos corazones jóvenes.

• El Arzobispo Nouel termina el Edificio del Seminario y lo pone bajo la Dirección de los Padres Eudistas 1907-1916. Fue el primer Rector Eudista el R. P. Félix de Martini, consagrado maestro de Derecho y Teo­logía Mo­ral.

• Padres Claretianos. El 5 de marzo de 1923 llegaron los primeros misio­neros claretianos con la misión de reiniciar el seminario. El primer curso comenzó con 26 alumnos, pasando por las clases del Seminario, durante la ad­ministración de los Padres Claretianos, 152 alumnos, de los que veinte llegaron al sacerdocio. El primer alumno en inscribirse fue Octavio Antonio Beras.

• Mons. Beras y el Seminario. El 25 de di­ciem­bre, 1946 el obispo coadjutor, Mons. Beras escribió al presidente Tru­jillo para la construcción de un seminario único, en Santo Domin­go, específicamente donde se encuentra la PUCMM recinto Santo Tomás, en la actual avenida Abra­ham Lincoln, de la ciudad Capi­tal. Tru­jillo accedió y al celebrar­se los 100 años del seminario se inauguró el nuevo edificio.

• Desde el 21 de junio de 1946 la Compañía de Jesús tomó la dirección del Seminario Mayor “San­to Tomás de Aquino”, entrando en posesión de la dirección del estableci­miento. Con el R. P. Luis González Posada, S. J. como Rector.

• A partir del año 1981 el Semi­nario ha estado di­ri­gido por sacerdotes dio­cesanos y ha tenido hasta el momento 8 rectores del Clero diocesano, siendo el primero Mons. Juan Seve­rino Germán, hasta el ac­tual el P. Francisco Jiménez.